Mérida, vista desde el espacio

Mérida, a vista del satélite Sentinel-2A

Mérida, vista desde el espacio, a los ojos del satélite Sentinel-2A

La ciudad de Mérida y sus alrededores, vistos desde el satélite Sentinel-2A, lanzado en junio de 2015. FOTO: Agencia Espacial Europea ESA.

Esta imagen en color verdadero de la ciudad española de Mérida ha sido tomada por el satélite Sentinel-2A el pasado 11 de agosto de 2015. En la “Muy Noble, Antigua, Grande y Leal Ciudad” de Mérida viven unas 60.000 personas. Mérida es la capital de la comunidad autónoma de Extremadura desde 1983.

A finales del siglo I a.C. Publio Carisios, por orden del emperador Octavio Augusto, decidió asentar allí a los soldados veteranos de las Legiones V Alaudae y X Gemina. Fue en el año 25 a. C. y Roma estableció este privilegiado retiro para sus tropas en la antigua y estratégica población emeritense.

Con el imperio romano la región se fraccionó en tres provincias: Bética, Tarraconense y Lusitania, siendo la capital de Lusitania, Mérida tomó el nombre de Emérita Augusta en honor a emperador Octavio Augusto (63 a.C al 14 d.C).

Mérida fue un importante centro jurídico, económico, militar y cultural, llegando a ser uno de los dos centros administrativos romanos más importantes del occidente imperial en la península.

Situada en la rivera norte del Guadiana, el conjunto arqueológico e histórico monumental de Mérida fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la variedad de sus restos arqueológicos.

Gracias a la alta resolución del instrumental de Sentinel-2A la distinción de los colores de esta zona árida de España es obvia.

Los colores grises son la ciudad de Montijo y Santa Amalia, a cada lado de la capital extremeña, mientras que los verdes son campos de diferentes tipos de cultivos de cereales y plantas jalonados por acequias y canales.

Los marrones y colorados son los colores típicos del terreno sin vegetación, abundantes durante los meses de verano, momento en el que fueron tomadas estas instantánea por el instrumental de Sentinel-2A.

El río Guadiana también aparece en la imagen, cruzando el centro de la escena a lo largo de varios pequeños elementos con agua, estanques, embalses, que fundamentalmente riegan los muchos campos de cultivo de esta zona de secano de la península ibérica.

El suelo está dividido en estratos donde los cultivos vitivinicultores y los olivos crecen junto al trigo. La agricultura de secano es la predominante con el trigo y la cebada como cultivos mayoritarios.

En la parte central e inferior de la imagen publicada por la ESA se aprecia la pequeña ciudad de Almendralejo situada en un área de color marrón. Aquí la agricultura local se caracteriza por los extensos campos de cereales, frutas y uva con muchos viñedos alrededor de la ciudad, donde se produce el vino tinto y el brandy.

Un puente de granito, el más largo de todos los del Imperio Romano, y qye en la actualidad sigue en uso sólo para peatones es uno de los restos arqueológicos más destacados, junto al Teatro Romano.

Al norte de la ciudad todavía es visible el embalse de Proserpina, la gran reserva de agua que abasteció a la ciudad por un magnífico acueducto cuyos pilares permanecen hoy visibles.

El satélite europeo Sentinel-2A se puso en órbita el pasado 23 de junio en una órbita polar pensando en la observación constante en alta resolución del terreno, desde una órbita situada a unos 786 kilómetros de altitud. Desde allí aporta imágenes de alta resolución como esta sobre la vegetación, suelo y agua de las tierras interiores navegables y costeras.

 

Ficha de Sentinel-2A

Lanzamiento: 23 de junio de 2015.

Lanzador: Cohete Vega desde Kourou, Guiana francesa.

Órbita: Polar, sincronizada con el Sol a 786 km.

Tiempo de revisita (tiempo en el que vuelve a observa el mismo sitio): De cinco a dos días.

Cobertura: Cobertura sistemática de la tierra y costas entre los paralelo 84ºN y 56ºS.

Duración de la misión (vida): Mínimo de siete años.

Satélite: 3.4 m de largo, 1.8 m ancho, 2.35 m alto.

Masa: 1140 kg (incluyendo 123 kg de fuel).

Deja un comentario